América Central

Culturas precolombinas de América Central

Luego de la conquista española en el siglo XV y XVI, grandes civilizaciones del continente americano fueron llevadas a su extinción. Las pocas que quedaron, tuvieron que adaptarse a los conquistadores para sobrevivir.

Por ello, hoy queremos mencionarles tres culturas precolombinas de América Central.

Culturas precolombinas de América Central

Clic sobre el mapa para verlo en tamaño gigante.

El Señorío de Cuscatlán

Esta fue una pequeña nación fundada aproximadamente en el siglo XI. Su extensión era de unos 10 mil kilómetros cuadrados y se ubicaba en lo que hoy en día sería el centro y el occidente de El Salvador.

Todo el territorio del Señorío de Cuscatlán se dividía más de 70 regiones, las cuales eran comandadas por separado cumpliendo las órdenes del monarca.

Su población era de unos 200 mil habitantes distribuidos aproximadamente en 20 personas por kilómetro cuadrado. Así como cualquier país actual, ellos necesitaban subsistir económicamente. Por ello, digamos que la economía de esta cultura precolombina de América Central eran las cosechas de cacao, maíz y la pesca.

Reino de Nicoya

El reino de Nicoya, en pocas palabras, fue construido por inmigrantes del Norteamérica que huían del vil mandato olmeca.

Al llegar, desplazaron a los pequeños poblados nativos y se hicieron con las tierras de lo que hoy sería Nicaragua. Asimismo, nuevas migraciones sacaron a los mencionados residentes de la ya asentada Nicoya, repitiendo el proceso.

Pasado un largo tiempo, el Reino de Nicoya se extendió desde las orillas del golfo de Fonseca (Honduras) hasta el norte de Costa Rica, pasando por Nicaragua. En su mejor momento, llegaron a tener 70 mil personas.

Sin embargo, la conquista española acabó con ella, una de las culturas precolombinas de América Central más relevantes.

Pueblo Acateco

El pueblo Acateco era un asentamiento indígena de origen Maya. Estos se ubicaban en el sur de México y en algunas zonas de Guatemala.

Los líderes acatecos solían ser los más viejos, ya sea por su experiencia y sabiduría hasta como una muestra de respeto. Lo más jóvenes tenían que ganarse su puesto cuando envejecieran obteniendo buenos logros.

Esta era una de las culturas precolombinas de América Central y Norteamérica más avanzadas, tanto en infraestructura como en economía. Los investigadores actuales se deslumbran al ver la arquitectura acateca.

Asimismo, no dejan de asombrarse al ver cómo trabajaban los metales y la cerámica, todo esto, siendo un pueblo de solo 8000 personas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía